Portal » Rodeado de inmortales, Papi recorre el Salón: ‘Es increíble’

Rodeado de inmortales, Papi recorre el Salón: ‘Es increíble’

Por Redacción Ocoa Digital
139 vistas
Rodeado de inmortales, Papi recorre el Salón: ‘Es increíble’

COOPERSTOWN, N.Y. — Ataviado con un sudador blanco de diseñador, David Ortiz realizó con alegría su visita de orientación al Salón de la Fama del Béisbol el lunes, expresando su asombro por Ted Williams, su gratitud por Kirby Puckett y su asombro por tantos artefactos que consiguió poner en sus manos.

En su elemento único de Big Papi, Ortiz se aseguró de posar para una foto con un equipo de béisbol de la escuela secundaria de Easton, Pensilvania, que estaba de gira por el Salón de la Fama después de que su doble cartelera fuera cancelada por lluvia.En un momento, Ortiz hablaba efusivamente del tamaño del bate de Babe Ruth. «¿Su bate medía 36 pulgadas y 40 onzas? No creo que puedas hacer eso ahora».

En el siguiente, estaba mirando una vitrina para Cy Young mientras señalaba: «No hubo nadie que lo hiciera mejor que Cy Young».

Este fue el acto de preparación de Ortiz para el 24 de julio, cuando será exaltado formalmente como miembro del Salón de la Fama en la primera votación. Estar rodeado de paredes llenas de reconocimiento de inmortales fue algo especial para Ortiz.

«Sé lo que se necesita para que esos muchachos estén donde están», dijo Ortiz. «Parece que cuando empiezas, lo último en lo que piensas es en ser parte de ese grupo, porque es extremadamente difícil, pero aquí estamos. Aquí estamos».

La única experiencia previa de Ortiz en Cooperstown fue cuando los Medias Rojas jugaron contra los Tigres en el Juego del Salón de la Fama de 2005 en Doubleday Field. Y el equipo no tuvo la oportunidad de ver el museo.

Papi compensó eso el lunes, viendo todo, desde la película introductoria que ven todos los fanáticos al entrar al Salón hasta la mayoría de las exhibiciones y hasta el sótano donde se guardan muchos artefactos especiales, y los invitados VIP que pueden verlos necesitan usar guantes blancos para tocarlos, como hizo Ortiz el lunes.

La mirada en el rostro de Ortiz mientras sostenía el bate que Williams usó para conectar un jonrón en su último turno al bate en las Grandes Ligas no tuvo precio. Momentos antes, Ortiz estaba balanceando un bate de Babe Ruth.

Algunos de los funcionarios del Salón de la Fama advirtieron a Ortiz que tuviera cuidado cuando hiciera el swing para no dañar el preciado objeto de colección que sostenía.

«No te preocupes, sé cómo manejar esto», bromeó Ortiz.

Ortiz, un toletero zurdo que conectó 483 de los 541 jonrones de su carrera para Boston, explicó por qué elegiría a Williams sobre Ruth si tuviera que elegir.

«Ir a la guerra un par de veces y estar allí durante un par de años y volver y rastrillar, eso no es humano», dijo Ortiz. «No me importa lo que digan los demás. Te sales del juego así en esas condiciones y regresas, básicamente solo [jugar béisbol] como si fuera normal, era un ser humano único. Me encantaría saber qué fue pensando en volver y jugar el juego».

Leer:  Vladimir Guerrero Jr., de los mejores bateadores en la Liga Americana

Williams se perdió tres temporadas completas (1943-45) mientras prestaba servicio en la Segunda Guerra Mundial y la mayor parte de las temporadas ’52 y ’53 durante la Guerra de Corea.

Si bien Ortiz nunca llegó a conocer a Williams, tenía conexiones personales con muchas de las otras placas que se aseguró de visitar el lunes.

Al que Ortiz se aseguró de ver fue a Puckett, la difunta leyenda de los Mellizos que fue la razón por la que Ortiz usó el número 34 en Boston.

Mientras Ortiz llegaba a las Grandes Ligas con los Mellizos, la carrera de Puckett acababa de terminar debido a una grave lesión en el ojo derecho. Cuando Puckett pasó a ocupar un puesto de oficina principal, llenó de confianza a un joven Ortiz.La primera vez que Ortiz hizo referencia a Puckett durante su visita fue cuando vio una exhibición de Willie McCovey.

«Kirby Puckett solía llamarme Willie McCovey», dijo Ortiz.

«Era solo un niño. Dijo que hacía swing como Willie McCovey cuando estaba subiendo».

La única vez que Ortiz lloró el lunes fue cuando le preguntaron por Puckett momentos después de haber ido a visitar su placa.

«Al ver la cara de Kirby en su placa, comencé a pensar en muchas cosas», dijo Ortiz. «Kirby era un muy buen amigo para mí. Kirby se preocupaba por mí cuando era solo un chico, cuando no era nadie. No sabía quién iba a ser ni dónde iba a terminar. Pero él se preocupaba por mí. De eso se trata la vida».

Ortiz se tomó una selfie cuando caminó hacia la placa de Pedro Martínez.

«Ese es mi compadre», dijo Ortiz en numerosas ocasiones sobre Martínez el lunes.

Cuando Ortiz vio la exhibición de los Medias Rojas de 2004 que mencionaba la grandeza de Curt Schilling, inmediatamente volvió a entrar en una máquina del tiempo.

«Estuve allí cuando se sometió a la cirugía justo en el medio del camerino», dijo Ortiz. «Eché a correr cuando vi toda la sangre. No puedo creer que la gente cuestionara que en realidad era sangre».

Ortiz no se inmutó cuando vio sus propios recuerdos en exhibición, como su bate de su actuación como Jugador Más Valioso de la Serie Mundial en 2013.

Pero dejó en claro lo que significa para él su próximo honor.

«De repente, tu cara va a estar por ahí pasando el rato con otros 339 muchachos», dijo Ortiz. «Piensas en la increíble cantidad de jugadores de béisbol que han jugado el juego. ¿Y qué, el uno por ciento de los jugadores en la historia del juego llegaron a ese muro? Eso es asombroso”.

Califica la noticia!

Publicidad

Solo Materiales

Te invitamos a leer:

Nosotros

Periodico digital creado con la finalidad de mantenerte actualizado con todos los acontecimientos pero siempre del lado de la verdad.

Opiniones

Enlaces utiles

Boletin Informativo

Puedes suscribirte a nuestro boletin informativo y mantenerte al dia via correo electronico.